13
sep

Las joyas de Elizabeth Taylor: una vida entera a subasta

Hace unos días Christie’s ha hecho oficial que durante los días 13 y 14 de diciembre de 2011 celebrará en el Rockefeller Center de Nueva York la mayor subasta de joyas desde la que se realizó en 1996 por Sotheby’s y en la que se subastaron piezas de Jaqueline Kennedy Onassis.

En esta ocasión, la colección a subastar pertenece a la recientemente fallecida Elizabeth Taylor y se espera que alcance un valor de más de 20 millones de euros gracias a las 269 piezas reunidas a lo largo de cincuenta años y realizadas por algunos de los joyeros más prestigiosos del mundo: Bulgari, Cartier, Van Cleef & Arpels, Tiffany & Co, JAR…

Portada Subasta Joyas Elizabeth Taylor

Con anterioridad a la subasta y con objeto de que los posibles compradores puedan admirar las piezas, Christie’s embarcará a las 80 piezas más famosas (las piezas legendarias) en un tour de tres meses que las llevará por los centros financieros más importantes del mundo: Moscú, Londres, Los Ángeles, Dubai, Ginebra, Paris, Hong Kong y Nueva York.

Entre las muchísimas joyas a subastar (el catálogo está disponible en Christie’s), me gustaría destacaros las siguientes maravillas…todas ellas obsequios de alguno de sus siete maridos, principalmente Richard Burton:

En 1957 el tercer marido de Elizabeth, Mike Todd, le regaló un fabuloso conjunto de tres piezas creado por Cartier y compuesto por rubies y diamantes engastados en platino. Fue la primera gran joya de la actriz.

Conjunto de Rubies Cartier

La siguiente gran joya que recibió Elizabeth fue el diamante Elizabeth Taylor (antiguamente conocido como diamante Krupp). Este diamante tiene 33,2 quilates, corte Asscher y se encuentra engastado en un anillo de platino. Fue adquirido en 1968 por Richard Burton en las galerías Parke Benett (hoy Sotheby’s) por la friolera de 305.000 $ de la época y fue la primera pieza de las muchas que éste obsequió a la actriz a lo largo de sus años de matrimonio. Pese al descomunal tamaño, esta pieza era su favorita y nunca se separaba de ella:

Diamante Elizabeth Taylor (antes Krupp)

A continuación, La Peregrina, una espectacular perla en forma de pera de 50,6 quilates que Richard Burton regaló a Elizabeth en 1969 con motivo del día de San Valentin. En esta ocasión “sólo” tuvo que pagar 37.000 $ para hacerse con la codiciada pieza. Ahora bien, tres años después Elizabeth se encargó personalmente de embellecer la joya diseñando junto a Cartier un precioso engastado de rubíes, diamantes y otras perlas. Dado que la joya perteneció a la Corona española durante más de 250 años (desde 1513 con Felipe II hasta que José Bonaparte se la llevara como “botín de guerra” en 1808), no es de extrañar que que el tour previo presente esta pieza en Madrid. Se especula incluso con la posibilidad de que alguien de la Casa Real española puje por esta pieza en diciembre. ¿Os imaginais a la princesa Letizia vistiendo esta joya el año que viene?

La Peregrina

Un conjunto de piezas formado por esmeraldas colombianas y diamantes de Bulgari creado entre 1958 y 1963 fue adquirido por Richard Burton a lo largo de cinco años (1962-1967) y también ocupa otro lugar destacado en la colección de Elizabeth Taylor. Varias de las gemas que monta pertenecieron a la Gran Duquesa Vladimir de Rusia y guardan relación con gemas encontradas en la Corona Británica. Fue mostrado por primera vez al público durante la ceremonia del segundo matrimonio con Richard Burton en 1975:

Conjunto Bulgari Esmeraldas y Diamantes

Con motivo del cuarenta cumpleaños de la actriz en 1972, Elizabeth recibió dos regalos maravillosos del gran amor de su vida, un elegantísimo sautoir de zafiros firmado por Bulgari en estilo Art Decó y una joya de incalculable valor denominada diamante Taj Mahal. El diamante en si tiene forma de corazón y se calcula que se talló por primera vez en torno a 1630. Perteneció al emperador Sha Jahan, el creador del Taj Mahal, y sobre el diamante mandó inscribir la siguiente frase: “El amor dura por siempre”. Cartier creó más tarde un collar de oro con rubíes y diamantes incrustados para vestir la gema.

Diamante Taj Mahal

Hay tantas joyas fabulosas en la colección que podría seguir hablándoos de ellas eternamente: anillos, tiaras, broches, pendientes…

Varias piezas a subasta: JAR, Van Cleef & Arpels, Tiffany

Quién tuviera un marido tan atento como Richard Burton!!!

A vosotras, ¿Cuál os gusta más?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Síguenos en nuestro feed
07
sep

Las 5 joyas más caras del mundo: 5 diamantes excepcionales

Estaba hojeando las piezas que contiene el catálogo de la subasta de joyas que Christie’s realizará mañana en Londres cuando me he parado a pensar en las piezas más caras jamás vendidas en una subasta…

El diamante más caro vendido hasta la fecha en una subasta es el conocido como ‘Graff Pink’. Fue nombrado así por su último comprador, Lawrence Graff, presidente de Graff Diamonds, una de las firmas de diamantes más famosas del mundo. La subasta la llevó a cabo Sotheby’s y se realizó en noviembre de 2010 en Ginebra (Suiza). El ‘Graff Pink’ es un diamante rosa de corte esmeralda de 24,8 quilates y llevaba sin ser mostrado al público más de 60 años, cuando Harry Winston, un conocido diseñador de joyas americano lo vendió a un postor desconocido. El diamante alcanzó la astronómica cifra de 33,7 millones de euros (46 millones de dólares):

Graff Pink Diamond

 

El segundo lugar en este ranking de joyas más caras corresponde al diamante conocido como ‘Wittelsbach-Graff’ y podría decirse que sus orígenes se encuentran en España puesto que fue parte de la dote que el rey Felipe IV entregó a Leopoldo I de Austria cuando éste se casó con Margarita Teresa, la de Las Meninas. El ‘Wittelsbach-Graff’ es un diamante azul de 31.06 quilates que llevaba desde 1958 sin ser mostrado al público y que fue subastado en Londres (Reino Unido) por Christie’s. Su comprador fue también Lawrence Graff, quien dijo que pagar 18,9 millones de euros (24,3 millones de dólares) por una pieza tan excepcional era una inmejorable inversión:

the Wittelsbach Graff diamond

El tercer diamante más caro jamás subastado es el denominado ‘Perfect Pink’y como su nombre indica es un diamante sin ningún tipo de imperfección. La subasta la organizó Christie’s y se llevó a cabo durante noviembre de 2010 en Hong Kong (China). El ‘Perfect Pink’ es un diamante rosa de corte esmeralda de 14.2 quilates y el precio de remate fue de 17 millones de euros (23,2 millones de dólares). El elevado precio alcanzado en la subasta se debe a que cinco postores estuvieron pujando por él hasta el último momento, confirmando la fiebre que existe en Asia por las joyas excepcionales:

The Perfect Pink

El cuarto lugar de este ranking lo ocupa el conocido como ‘Star of the Season’, un diamante blanco de 100,1 quilates y corte en forma de pera. La pieza fue subastada en Ginebra (Suiza) por Sotheby’s en 1995 y durante más de 13 años fue la joya más cara jamás subastada al alcanzar un precio de 16,5 millones de dólares. Dado que su comprador fue Sheik Ahmed Hassan Fitaihi, un conocido coleccionista de joyas saudí, no se espera volver a verlo en una subasta durante los próximos años:

Star of the Season

En quinto lugar se encuentra un diamante subastado en 2007 por Sotheby’s en Ginebra (Suiza) denominado ‘Chloe’ en honor a la hija del comprador, Gerges Marciano, propietario de la cadena de ropa Guess. La pieza es un diamante blanco de talla brillante de 84,4 quilates y fue vendido por 11,1 millones de euros (16,2 millones de dólares). Es uno de los diamantes cortados en talla brillante más grandes del mundo:

Chloe Diamond

¿Cuál os gusta más? A mi me fascina el color azul intenso del Wittelsbach Graff…

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Síguenos en nuestro feed