17
oct

Charlene Wittstock crea poco a poco su colección de joyas

Es tradición en muchas casas reales europeas que las joyas de la familia vayan pasando de generación en generación. Así, no resulta sorprendente ver a nietas lucir las mismas tiaras, pulseras o collares que sus abuelas lucieron años muchos años atrás. Tal era el caso de la familia Grimaldi de Monaco hasta que Carlota de Monaco, la abuela de Carolina, decidió ceder a ésta sus joyas antes que dárselas a Grace Kelly,  la esposa de su hijo Raniero.

Es por ello que Charlene Wittstock, la nueva Princesa de Mónaco, no cuenta con la típica y extensa colección de joyas familiares para lucir en ocasiones especiales y es por ello que trabaja rápido en crear su propia colección personal, basada en sus propios gustos y preferencias.

Me gustaría repasar el estilo de las piezas que está eligiendo.

El anillo de compromiso que le regaló el Principe Alberto en 2010 es de oro blanco con un diamante talla pera de 3 quilates dispuesto sobre un solado de diamantes talla brillante. Fue realizado por la prestigiosa firma italiana Repossi, joyería oficial de la Casa de Mónaco desde 1994. Las malas lenguas dicen que Alberto  no eligió personalmente el anillo para Charlene sino que pidio que le “enviaran algo apropiado” para la futura Princesa de Mónaco. Sea cierta o no la historia, he de decir que el anillo no me llama demasiado la atención y que me parece algo exagerado para ser un anillo de compromiso:

Anillo de compromiso. Tethys by Repossi

Durante la ceremonia religiosa del 2 de julio, Charlene lució un curioso y sencillo broche floral de diamantes en el pelo. Según parece, fue Carolina de Mónaco quien le prestó la pieza para esta ocasión.  El origen de la misma se remonta al siglo XIX y pertenecía a Karl Lagerfeld antes de recaer en manos de Carolina. Las alianzas, muy sencillas y tradicionales, fueron realizadas por Cartier en oro blanco de 18 quilates:

Detalles de la ceremonia religiosa

Ahora bien, durante el banquete nupcial que tuvo lugar a continuación de la ceremonia religiosa, Charlene deslumbró a todos los presentes luciendo una finisima tiara realizada por el diseñador de joyas franco-germano Lorenz Bäumer. Según cuenta la propia firma de joyería, unos cinco meses antes de la boda, Charlene solicitó personalmente a varios joyeros de Place Vendome en Paris que le propusieran diferentes diseños para su tiara real. El propio Lorenz trabajó en algunos que no fueron seleccionados:

Diseños alternativos creados por Lorenz Bäumer para la tiara de Charlene

Finalmente, la tiara que Charlene eligió y lució el día de su boda religiosa fue la denominada por Lorenz Bäumer “espuma de diamantes” en honor al pasado de Charlene como nadadora olímpica y su afición por el mar. En palabras del diseñador, el spray de diamantes que conforma la tiara simula la espuma que se forma en la cresta de las olas cuando rompen contra la orilla. La pieza contiene numerosos diamantes de talla circular, baguette y pera, siendo el mayor de ellos un diamante talla pera de 8 quilates:

Tiara "Espuma de Diamantes" by Lorenz Bäumer

La firma ha creado un video en el que se puede apreciar tanto el proceso de creación de la joya como la historia que hay detrás de la misma. Me parece fascinante:

 

Unos días más tarde, en el tradicional Baile de la Cruz Roja que se celebra anualmente en Mónaco, Charlene lució otra pieza de joyería excepcional. En esta ocasión, la Princesa escogió un collar que Alberto le había regalado con motivo de su boda, creado por la firma Van Cleef & Arpels y denominado “Océano” en honor a ella:

Collar "Oceáno" by Van Cleef & Arpels

El collar de oro blanco, que tiene la peculiaridad de poder transformarse en tiara, contiene más de 1.200 piedras diferentes con un peso de cerca de 70 quilates. En total hay 883 diamantes talla circular, 10 diamantes talla pera de tamaño standard, 1 diamante talla pera de 4 quilates y 359 zafiros con tres tonalidades de azul diferentes. Este último detalle, según cuenta la firma de joyería responsable de la creación, pretende reflejar las distintas aguas que han marcado la vida de la Princesa Charlene: desde los bravíos y oscuros océanos de su Sudafrica natal hasta los brillantes y calmados mares de la Costa Azul en que se encuentra el Principado:

Al igual que Lorenz Bäumer, Van Cleef & Arpels también ha reflejado en un detallado video el minucioso trabajo de diseño y creación de esta pieza tan singular y de resultado tan asombroso:

 

De todas las joyas que he estado viendo creo que la tiara de Lorenz Baumer es la que más me ha gustado…me parece la pieza más fina y delicada…y vosotras, ¿con cual os quedaríais?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Síguenos en nuestro feed
29
sep

Lujo en Paris: Semana de la Moda y joyerías en Place Vendome

Para las afortunadas que os encontráis estos días en Paris o para las que pensais ir pronto, os he preparado esta guía con las mejores joyerías de la ciudad. Aprovechando la semana de la moda y su cercanía a  Rue St. Honore, ¿Qué mejor lugar para ver joyas que la famosa Place Vendome?
Place Vendome es una plaza diseñada por Jules Hardouin-Mansart , el mismo arquitecto que planeó Versalles y empezó a construirse con su peculiar forma octogonal a partir de 1699. El nombre actual de la plaza se lo debemos al hotel Vendome que antiguamente se encontraba en ella …

Panorámica de Place Vendome y su columna central

Desde que Boucheron se estableció en Place Vendome en 1893 seguida de Cartier algunos años más tarde, en torno a ella se han ido ubicando las más prestigiosas firmas de joyerías del mundo. En la actualidad, podemos visitar más de 15 joyerías en un recorrido de 300 metros:

Ubicación de joyerías en la zona de Place Vendome

En torno a la plaza podemos encontrar la joyería preferida de Napoleón Bonaparte, Chaumet; la “proveedora” oficial de la familia real monegasca y donde Dodi Al Fayed adquirió el anillo de compromiso para Lady Di, Repossi; la joyería perteneciente a la familia joyera más antigua del mundo, Mellerio dits Meller así como otras muchas que han escogido la plaza como el lugar para establecer sus flagship stores: Van Cleef & Arpels, Chopard, Mauboussin, etc.

Joyerías en Place Vendome I

 

Joyerías en Place Vendome II

Como curiosidad, en el número 7 de Place Vendome, al lado de Fred, y en un piso sin acceso directo a la plaza se encuentra la tienda del misterioso joyero americano Joel Arthur Rosenthal, más conocido como JAR. No tiene horarios predeterminados y tan sólo abre con cita previa. Se dice que Gwineth Palthrow o la familia Rothschild se encuentan entre sus clientes. Yo todavía no he sido capaz de conseguir una cita pero viendo algunas de sus creaciones, entiendo porqué es un diseñador de culto entre las ‘celebrities’ del mundo entero…

El año pasado, cuando estuve por última vez en Paris, entré en al tienda de Van Cleef & Arpels…y os puedo asegurar que merece la pena entrar sólo para admirar su diseño interior…si os haceis pasar por posible clienta y conseguis que os enseñan las joyas que tienen …ni os cuento…

También podeis tratar de entrar en el Hotel Ritz y dejaros caer por la “pop-up” boutique que la prestigiosa firma rusa Fabergé ha instalado durante la semana de la moda. Sus fabulosas creaciones tan solo estarán disponibles durante 5 días en la capital parisina!

¿nos vemos en Paris?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Síguenos en nuestro feed
13
sep

Las joyas de Elizabeth Taylor: una vida entera a subasta

Hace unos días Christie’s ha hecho oficial que durante los días 13 y 14 de diciembre de 2011 celebrará en el Rockefeller Center de Nueva York la mayor subasta de joyas desde la que se realizó en 1996 por Sotheby’s y en la que se subastaron piezas de Jaqueline Kennedy Onassis.

En esta ocasión, la colección a subastar pertenece a la recientemente fallecida Elizabeth Taylor y se espera que alcance un valor de más de 20 millones de euros gracias a las 269 piezas reunidas a lo largo de cincuenta años y realizadas por algunos de los joyeros más prestigiosos del mundo: Bulgari, Cartier, Van Cleef & Arpels, Tiffany & Co, JAR…

Portada Subasta Joyas Elizabeth Taylor

Con anterioridad a la subasta y con objeto de que los posibles compradores puedan admirar las piezas, Christie’s embarcará a las 80 piezas más famosas (las piezas legendarias) en un tour de tres meses que las llevará por los centros financieros más importantes del mundo: Moscú, Londres, Los Ángeles, Dubai, Ginebra, Paris, Hong Kong y Nueva York.

Entre las muchísimas joyas a subastar (el catálogo está disponible en Christie’s), me gustaría destacaros las siguientes maravillas…todas ellas obsequios de alguno de sus siete maridos, principalmente Richard Burton:

En 1957 el tercer marido de Elizabeth, Mike Todd, le regaló un fabuloso conjunto de tres piezas creado por Cartier y compuesto por rubies y diamantes engastados en platino. Fue la primera gran joya de la actriz.

Conjunto de Rubies Cartier

La siguiente gran joya que recibió Elizabeth fue el diamante Elizabeth Taylor (antiguamente conocido como diamante Krupp). Este diamante tiene 33,2 quilates, corte Asscher y se encuentra engastado en un anillo de platino. Fue adquirido en 1968 por Richard Burton en las galerías Parke Benett (hoy Sotheby’s) por la friolera de 305.000 $ de la época y fue la primera pieza de las muchas que éste obsequió a la actriz a lo largo de sus años de matrimonio. Pese al descomunal tamaño, esta pieza era su favorita y nunca se separaba de ella:

Diamante Elizabeth Taylor (antes Krupp)

A continuación, La Peregrina, una espectacular perla en forma de pera de 50,6 quilates que Richard Burton regaló a Elizabeth en 1969 con motivo del día de San Valentin. En esta ocasión “sólo” tuvo que pagar 37.000 $ para hacerse con la codiciada pieza. Ahora bien, tres años después Elizabeth se encargó personalmente de embellecer la joya diseñando junto a Cartier un precioso engastado de rubíes, diamantes y otras perlas. Dado que la joya perteneció a la Corona española durante más de 250 años (desde 1513 con Felipe II hasta que José Bonaparte se la llevara como “botín de guerra” en 1808), no es de extrañar que que el tour previo presente esta pieza en Madrid. Se especula incluso con la posibilidad de que alguien de la Casa Real española puje por esta pieza en diciembre. ¿Os imaginais a la princesa Letizia vistiendo esta joya el año que viene?

La Peregrina

Un conjunto de piezas formado por esmeraldas colombianas y diamantes de Bulgari creado entre 1958 y 1963 fue adquirido por Richard Burton a lo largo de cinco años (1962-1967) y también ocupa otro lugar destacado en la colección de Elizabeth Taylor. Varias de las gemas que monta pertenecieron a la Gran Duquesa Vladimir de Rusia y guardan relación con gemas encontradas en la Corona Británica. Fue mostrado por primera vez al público durante la ceremonia del segundo matrimonio con Richard Burton en 1975:

Conjunto Bulgari Esmeraldas y Diamantes

Con motivo del cuarenta cumpleaños de la actriz en 1972, Elizabeth recibió dos regalos maravillosos del gran amor de su vida, un elegantísimo sautoir de zafiros firmado por Bulgari en estilo Art Decó y una joya de incalculable valor denominada diamante Taj Mahal. El diamante en si tiene forma de corazón y se calcula que se talló por primera vez en torno a 1630. Perteneció al emperador Sha Jahan, el creador del Taj Mahal, y sobre el diamante mandó inscribir la siguiente frase: “El amor dura por siempre”. Cartier creó más tarde un collar de oro con rubíes y diamantes incrustados para vestir la gema.

Diamante Taj Mahal

Hay tantas joyas fabulosas en la colección que podría seguir hablándoos de ellas eternamente: anillos, tiaras, broches, pendientes…

Varias piezas a subasta: JAR, Van Cleef & Arpels, Tiffany

Quién tuviera un marido tan atento como Richard Burton!!!

A vosotras, ¿Cuál os gusta más?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Síguenos en nuestro feed